Un poco de historia

976 42 93 64
Un poco de historia

Hoy en día contamos con sistemas óptimos de fabricación de ventanas, como las ventanas de aluminio en Zaragoza.

Son el sistema más utilizado hoy en día por su durabilidad, buen mantenimiento y fácil reparación. Cada vez más, en los hogares familiares la gente está optando por este sistema al deteriorarse sus ventanas de madera y otros materiales. Las ventanas de aluminio en Zaragoza son el presente y futuro.

Pero ¿de qué estaban hechas las primeras ventanas? La utilización de vidrio en ventanas no fue común hasta el siglo XVII. Anteriormente, se utilizaban cuernos de animales, que eran remojados durante horas, aplastados y ensamblados en los soportes, siendo estos de madera. Esto sucedió desde el siglo XIV, aunque los más pobres tenían ventanas muy pequeñas que cubrían con un paño o un pergamino aceitoso para dejar entrar algo de luz.

Retrocediendo más en el tiempo, en la época de Augusto (siglo II), se utilizaba un mineral llamado lapis specularis, una especie de yeso traslúcido que era extraído de las minas de Segobriga, en la provincia de Cuenca. Generalmente, se ensamblaban en los marcos de madera, aunque también en algunos casos se fabricaban estos de cerámica.

En el siglo XII, las vidrieras evolucionaron gracias a la construcción de catedrales. En su mayoría, aquellos vidrios fueron fabricados en Francia.

En la antigüedad de Oriente, en China, Corea y Japón, usaban otro método más económico, que eran las ventanas de papel, mucho menos traslúcidas.

Ya en el siglo XVII, en Inglaterra, se empezó a utilizar el cristal, siempre ensamblado en madera, aunque para la colonización de América se utilizó la moscovita, un mineral más resistente durante los transportes.

El aluminio y sus usos corresponden ya a los siglos XX y XXI, con cristal como material traslúcido, especialidad principal en nuestra empresa. Aluminios Hecmer. Son sin duda la mejor solución.

haz clic para copiar mailmail copiado